Saltear al contenido principal

Tras un positivo por Covid, la vivienda del paciente afectado puede constituir un riesgo para el resto de la familia, ya que es altamente probable que el virus haya contaminado el ambiente y las superficies de la misma. Actuar con rapidez ayudará a impedir la propagación de la enfermedad y a mejorar la seguridad de los convivientes.

En LEU Servicios estamos especializados en todo tipo de limpiezas, incluso en ambientes contaminados que pueden suponer un riesgo grave para la salud, como el caso del SARS COV 2, el coronavirus que está poniendo en jaque a la población mundial.

¿En qué consiste la limpieza post coronavirus?

Es imposible valorar cuál es la forma correcta de proceder sin una visita y un diagnóstico previos. Por eso, nuestro profesionales, personal técnico altamente cualificado que porta todos los EPIs necesarios, diseñará una solución personalizada, en función de factores como:

  • Dimensiones de la vivienda
  • Condiciones de luminosidad
  • Ventilación
  • Humedad relativa de cada estancia

El análisis de todas estas circunstancias determinará la cantidad de ozono que se debe producir para eliminar el virus.

Póngase en contacto













    ×
    Cualquier demanda de empleo realizada por este medio será desestimada automáticamente por el sistema.

    Certificamos la limpieza desinfectante

    LEU Servicios expide un certificado de limpieza post Covid a nombre de la persona o empresa que ha requerido el servicio, especificando las salas en las que se ha realizado el tratamiento, así como la fecha del mismo.

    Además, facilitamos al cliente un informe de tratamiento en el que consta el tipo de tratamiento realizado (de choque o de seguimiento), así como los productos utilizados y el plazo de seguridad que se debe cumplir antes de acceder al espacio ozonizado.

    El ozono como tratamiento virucida

    Los primeros estudios que demuestran la eficacia virucida del ozono datan de 1975, demostrando que en bajas concentraciones este gas es eficaz para eliminar retrovirus como otros coronavirus, el VIH, la hepatitis B o la hepatitis C.

    Su aplicación, además, es mucho más cómoda y sencilla que la de otros desinfectantes clorados, especialmente en entornos como oficinas, en los que resulta más difícil desinfectar absolutamente todas las superficies.

    La aplicación del ozono, si el tratamiento lo realizan profesionales que toman las precauciones necesarias, es completamente segura para personas y animales.

    El ozono es un gas compuesto por 3 moléculas de oxígeno (O3), que reacciona con las moléculas de su alrededor oxidándolas, para convertirse de nuevo en oxígeno (02). Esta oxidación es capaz de acabar con todos los organismos vivos (virus y bacterias) que haya en la atmósfera en ese momento.

    El ozono es un gas completamente seguro, aunque su aplicación en altas concentraciones requiere de una serie de precauciones para que no resulte perjudicial a personas y animales: los habitantes de la vivienda o los trabajadores de la oficina donde se vaya a realizar el tratamiento deben abandonar el mismo hasta que haya finalizado, mientras que los técnicos que lo aplican deben portar las equipaciones de protección necesarias.

    Además de su efecto virucida, el ozono es un excelente desinfectante y eliminador de olores. Por eso, los tratamiento ozonizadores son habituales en limpiezas especiales y limpiezas traumáticas de todo tipo.

    Call Now Button¡Llama Ahora!